Mi propia maternidad

Al convertirnos en madres, tendemos a entregarnos fielmente a decenas de profesionales y familiares en los que confiamos ciegamente. Pediatras, educadores, logopedas, nutricionistas, psicólogos, maestros, matronas, abuelas, hermanos… Todos y todas a tu servicio. Dispuestos y dispuestas a mitigar tus miedos, responder a tus dudas, calmar tus ansiedades e incluso calmar a tu bebé. Depositas en ellos el poder de… Depositas en ellos el PODER.
No sé qué pasa con la maternidad que parece que todos quieren hacerte creer que saben más que tú. Eres nueva en esto e inexperta, o eso te hacen creer.
Y puede que nunca antes haya sido madre, pero nadie, nadie en el mundo (excepto mamá Patty) conoce mejor a Nicolás que yo. No soy educadora, ni médico, ni tengo un master en alimentación infantil; pero empiezo a ser experta en maternidad; en mi propia maternidad, la que Patty y yo estamos construyendo con nuestro pequeño.
Con los meses,he descubierto que las mejores respuestas están siempre dentro de mi, que el mejor calmante cuando acechan los miedos, soy yo. Y que la mejor medicina no es la que receta el pediatra, sino unos buenos mimos de mamá. Por eso estoy practicando desde hace unos meses el escuchar menos a a gente y prestarme más atención a mi misma y a mamá Pat. Afortunadamente, con Nicolás no hemos tenido que pasar por situaciones altamente estresantes ni hemos tenido grandes dudas, pero si pequeñas cuestiones del día a día que nos han llevado a preguntar, escuchar, agradecer y finalmente seguir nuestro instinto de “super mamás”.
La maternidad debería ir acompañada de las más altas dosis de autoestima y confianza. Y todos los profesionales que trabajamos con familias deberímos tener claro que nadie sabe más de la familia que ellos mismos. Y, lamentablemente, demasiado a menudo nos topamos con profesionales especialistas en hacer lo contrario incapacitando a las madre y padres y empujandoles a confiar incluso pasando por encima de sus propios criterios.
Quizá nos estemos malacostumbrando a que siempre sean otros los que nos den la respuesta. Puede que haya a quien le resulte hasta cómodo. Yo no quiero, yo quiero ser la responsable de mis errores y de mis aciertos. Me encanta sentir el apoyo de la gente, de la familia, de los amigos y hasta del pediatra de Nicolás. Pero no voy a hacer nada en lo que no crea ni aunque me lo diga el mismísimo Carlos González.
No dudo que la única intención tanto de los profesionales como de los familiares es ayudarnos es esta intensa y apasionante aventura.
Los diferentes estilos de crianza no están escritos en los libros. Las respuestas a los millones de dudas no siempre las tienen los pediatras ni las abuelas, así que, mejor dejar de buscarlos ahí y empezar a buscar dentro de nosotros mismos. Porque nosotras escribimos el libro de nuestra maternidad. Yo ya estoy escribiendo el mio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Mi propia maternidad

  1. Toma y toma y toma, claro que sí Súper mami, soy tan fan tuya, ni la mismísima abuela de Carlos Gonzélez, puede opinar sobre tu hijo, porque cada madre, lo es a su manera y así debe ser. Se puede opinar de todo en la vida, menos de la forma que elige una madre de serlo, porque ya tenemos bastante con lo nuestro como para que nos acosen a dudas. Yo hago lo que siento porque siento que es lo mejor para mi hija y al que no le guste que no mire o que haga su propia hija y practique con ella. PUnto y final. Maravilloso como siempre, que suerte tiene Nicolás.

  2. Vicara dijo:

    Pues te has ganado también hoy una admiradora!! No conocía el blog. Me lo he leído enterito ahora y me encanta!!

  3. Tarroland dijo:

    Hola! al ver tu blog hemos pensado que tal vez os interese conocer Tarroland. Se trata de una forma entrañable y mágica de felicitar el día del padre. Podrás crear tu tarro virtual personalizado, en el qué puedes guardar tu foto, tu canción, tu mensaje…¡incluso puedes añadir efectos! En muy pocos minutos habrás guardado un recuerdo maravilloso en tu tarro, el cual enviarás a esa personita tan especial, como es el papá! y segurooo que le sorprendes y le sacas una gran sonrisa 🙂

    Ven a Tarroland y crea un momento mágico http://www.tarroland.com

    Un saludo cordial desde Tarroland!

  4. He llegado aquí porque me han chivado el blog en madresfera, estaria bien ver parte de ese libro. Mucha fuerza y animo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s