Nuevos retos

Gracias a la maternidad, he entrado de lleno en el mundo de las comparaciones. Bueno, en realidad entré de cabeza en el embarazo cuando deseaba con todas mis fuerzas preguntarle a la preñada de al lado de cuántas semanas estaba para poder comparar su barriga con la mía.
El mundo de las comparaciones es extremadamente peligroso y altamente tóxico asi que es importante identificar cuándo estás entrando para salir corriendo lo antes posible.
Tener un hijo, te conecta de sopetón con todas las madres del mundo. Si si, con todas. Automáticamente tienes algo en común con todas ellas y eso, inevitablemente te lleva a querer compararte con ellas y lo que es peor, a comparar a tu bebé con los de otras madres.
Parte de culpa la tienen los malditos percentiles. Esas dichosas tablas que utilizan los pediatras para decirte qué lugar ocupa tu hijo entre 100 niños de su edad. ¿Para qué? Espero poder daros la respuesta algún día, de momento no lo he averiguado. Bueno si, para despertar una terrible ansiedad en las madres tanto si su hijo es el quinto como si es el vigésimo noveno. Porque nadie te dice que sea mejor estar en los primeros puesto que en los últimos.
Pero más allá de la consulta de los pediatras, las madres tenemos una tendencia natural cuando vemos otro bebé, que nos lleva inevitablemente a preguntar qué tiempo tiene. ¿Para qué? Para poder comparar. Primero ves al bebé, hipotetizas cuántos meses tendrá en función de sus habilidades y finalmente acabas pidiendo confirmación. Y es entonces cuando comienzan las dañinas comparaciones. Primero, por supuesto, el peso. Nicolás es un flacucho y no sé muy bien por qué, todas las madres queremos que nuestros bebés sean gorditos. Después pasamos al terreno de la psicomotricidad. Parece que es básico saber si el hijo de la vecina ya se da la vuelta o si el tuyo es el primero que se sujeta sentado. Los dientes, evidentemente abren otro gran campo en el terreno de las comparaciones. Las comidas, las noches y hasta las cacas pueden convertirse en tema de conversación si no estás alerta y te dejas embullir por este retorcido mundo de los bebés en el que nos empeñamos en desenvolvernos.
Si saliéramos huyendo de estas absurdas relaciones de comparación competición y simplemente pudiéramos disfrutar del crecimiento de nuestros bebés, de cada pequeño avance, de cada etapa de su desarrollo sin darle importancia a cuándo se produce, quizá indirectamente enseñaríamos a nuestros hijos a tratar de ser felices por lo que son más allá de lo que sea su primo o el hijo de la vecina.
Así que yo, para predicar con el ejemplo, me he propuesto no mirar a otros bebés intentando descubrir su edad para ver si hacen más o menos cosas que mi hijo.
Nicolás es único e irrepetible, y me da igual cuánto coma, cuánto duerma o cuándo le salgan los dientes porque para mi será siempre el niño más maravilloso.

20130218-182504.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Nuevos retos

  1. total… yo me he obsesionado con el peso de J y la forro a puré de verduras mientras sueño en volver a la pediatra, subirla en la báscula a cámara lenta y que me diga, si señor, ha engordado 3 kilos en una semana, e irme tan ancha y tan contenta. Sólo una cosa podría alegrarme más, perderlos yo.

  2. gem dijo:

    A mi Nico también me parece maravilloso…. Mi pequeña cumple hoy 3 meses (madrecita como pasa el tiempo) y me parece P E R F E C T A A A!!! tal y como es… las comparaciones son efectivamente, odiosas.

    • gem dijo:

      Por cierto, le dije al pediatra que no queria saber los percentiles en los que estaba la nena, y no me los dijo:los apuntó en la cartilla de vacunación!!!
      Bastante tenemos con retener las co paraciones con su primo 13 dias mayor, con la amiga 4 dias mayor,… y la de bebes que conocemos ya…
      Los bebitos son ÚNICOS ¿como no nos damos cuenta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s