Superviviente

Hoy hace un año que Patty empezó a pincharse. No, no nos ha dado por la heroína, de momento. Se pinchaba para estimular sus ovarios y producir muchos óvulos de los que al menos uno, debía convertirse en las primeras dos células de nuestro hijo.  Cuando empezábamos a pensar en la idea de ser madres, no dudamos ni un instante; lo haríamos de forma que las dos sintiéramos haber aportado algo fundamental. Patty aportaría sus óvulos y yo le haría de casita durante nueve meses. Y con esta idea empezamos el tratamiento.

Decenas de viajes a la clínica, ecografías casi diarias, pinchazos en la tripa y hasta una pequeña operación quirúrgica para lograr nuestro objetivo.

Nicolás estaba ya más cerca. Mi útero estaba preparado y deseand0 recibir al pequeño inquilino. Los óvulos de Patty eran de buena calidad y alguno fecundó de maravilla. Pero la realidad es que después de dos días en el laboratorio, sólo dos embriones consiguieron sobrevivir. Y fuimos valientes en la decisión de implantarnos los dos. Ahí empezó la espera. Los embarazos duran nueve meses, pero el nuestro fue más largo; mucho más largo.

Diez días después recibimos la llamada, la llamada del positivo, la llamada que nos cambió la vida.

El de la primera ecografía, fue un día grande. La incertidumbre de si serían uno o dos, y la emoción de escuchar por primera vez su corazón se entrelazaban. Pero en mi útero sólo latía un corazón. Sólo hubo un superviviente. Nicolás. Y desde ese día, hace un año, siempre sabremos que nuestro niño es un superviviente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Superviviente

  1. maite dijo:

    “Los embarazos duran nueve meses, pero el nuestro fue más largo”
    Vosotras sois una prueba con patas de que la fuerza no es propiedad solo chicos musculosos. Mujeres fuertes y valientes. Las chicas son guerreras. Si vuestra fuerza se expresase en bíceps, seriais “la masa”, con pantaloneta rota y todo. Es más, deberian poneros un podium, medalla de oro, himno, flores, camiseta y dos monadas a cada lado.
    La botella de champan la llevo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s